EN BUSCA DEL REPARTO PERFECTO

EN BUSCA DEL REPARTO PERFECTO. LOS CASTINGS MÁS LEGENDARIOS DEL CINE CÁSICO

Editorial:
BOOKLAND
Año de edición:
Materia
Cine
ISBN:
978-84-947858-4-9
Páginas:
528
Encuadernación:
Tapa dura
-5%
41,00 €
38,95 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Los castings cinematográficos están están llenos de milagros. De eso trata este libro. De milagros como el de Eva al desnudo. Porque si Claudette Colbert no se hubiera lesionado, Bette Davis jamás habría encarnado a Margo Channing. Y también de estrellas de cine, de quién lo fue y quién no, de cómo se convertía uno en un astro cinematográfico y de cómo se perdía tal condición. Trata de los criterios que seguían los actores para aceptar o rechazar papeles, y de cómo esas elecciones configuraban no solamente sus carreras sino el destino del cine en su era dorada. Si George Raft no hubiese rechazado todos los guiones que le ofrecía la Warner, probablemente Humphrey Bogart no se hubiese convertido en una estrella. Y en cuanto a Shirley Temple, si le hubiesen de­jado protagonizar El mago de Oz, Judy Garland tal vez hubiese seguido siendo una actriz menor, perdida entre la muchedumbre de esa inmensa colección de belleza y perfección que era la MGM.

Si el destino hubiese conspirado de forma diferente, algunos castings hubiesen podido llegar a ser delirantes. Gary Cooper estuvo más cerca de ser Ringo Kid (La diligencia) de lo que creemos. Cuando Vivien Leigh se probó el vestido de Scarlett aún estaba tibio de Paulette Goddard (Lo que el viento se llevó). A la Metro le hubiese gustado ver a Rock Hudson protagonizando Ben-Hur. Si los productores se hubiesen salido con la suya, Tab Hunter hubiese interpretado a Jim Stark (Rebelde sin causa), Charles laughton hubiese sido el coronel Nicholson (El puente sobre el río Kwai) y Joan Crawford se hubiera revolcado entre las olas con Burt Lancaster (De aquí a la eternidad). Afortunadamente en estos casos prevaleció el buen juicio, pero a veces los errores de casting nos dejan con la miel en los labios, pensando en lo que podría haber sido.

El menú cinematográfico se completa con: Drácula, Doctor Frankenstein, Tarzán de los monos, La reina Cristina de Suecia, Sucedió una noche, Rebeca, El halcón maltés, Casablanca, Laura, Duelo al sol, ¡Qué bello es vivir!, Juana de Arco, Sansón y Dalila, Solo ante el peligro, Un tranvía llamado Deseo, Los caballeros las prefieren rubias, Vacaciones en Roma, Crimen perfecto, La ley del silencio, Johnny Guitar, Sabrina, La noche del cazador, El rey y yo, Los diez mandamientos, Guerra y paz, Vértigo, Con faldas y a lo loco y Río Bravo.

Otros libros del autor

">