RAICES, TRINOS Y TODO LO DEMAS

RAICES, TRINOS Y TODO LO DEMAS

Editorial:
TUNDRA
Año de edición:
Materia
Naturaleza
ISBN:
978-84-16702-82-4
Páginas:
209
Encuadernación:
Rústica con solapas
17,95 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Ser raíz, saberse raíz y no olvidarse. Abrazar aquello que nos sustenta, como hacen las raíces de mis mil robles. Comprender con claridad aquello en lo que estamos comprendidos, y ceñir el suelo con las caricias más radicales. Saberse fruto de otras cepas, de otros principios, de lejanos comienzos. Proyectarse después al cielo en busca de luz, del calor del sol o del prójimo. Pero sin descuidar jamás los cimientos, sin arrinconar semilla ni origen. El fundamento de lo que soy son mis paisajes y mis bosques. La causa primera es la cultura, el idioma, la palabra que mis padres me regalaron. Y el motivo es la emoción que nació conmigo, que creció conmigo, que se extiende por todos mis suelos y mis basales procedencias. Trinar a la amanecida para espantar de un plumazo miedo y desaliento. Devolver a la mañana un poco de tanto agasajo: no resultar ni necio ni mezquino. Saberse efímero trino de hálito, de poema, de musical esperanza interminable. Unirme al coro y ser petirrojo, o lavandera, o mirlo enamorado. Cantar como ellos para dejar de decir sandeces. Trinar para ser, en definitiva, sensato, juicioso y razonable. Ser la banda sonora del Mundo Libre. Ser portavoz, al menos, del Bosque y sus alientos. Y después, todo lo demás. Porque después, todo lo demás es más fácil. "Para vivir vivazmente, es decir, emocionalmente, los paisajes necesitamos ejemplos que emular y aquí tienes, en este libro, uno de los mejores que conozco. Y soy el anciano de esta tribu que lleva más de medio siglo añorando unos pocos más Goñis. Es decir, personas que nos sabemos dependientes de la vida para ser más libres, más serenos y siempre muy bien acompañados por paisajes enteros. Como jamás hemos distinguido nunca entre continente y contenido queremos regar con emociones, la lluvia más necesaria, el común erial del presente. Este libro es un aguacero en el desierto." Joaquín Araújo

">