15 HISTORIAS PARA COMPRENDER Y EXPRESAR

15 HISTORIAS PARA COMPRENDER Y EXPRESAR

Editorial:
CEPE - CIENCIAS EDUCACION PREESCOLAR Y ESPECIAL
Año de edición:
ISBN:
978-84-7869-652-9
Páginas:
200
Encuadernación:
Rústica (Tapa blanda)
-5%
9,50 €
9,03 €
IVA incluido
SIN STOCK

El lenguaje escrito es una de las herramientas más importantes para recibir información, adquirir conocimientos y por tanto para aprender. A través de la lectura se accede a una gran cantidad de información fundamental para nuestro desarrollo. Por eso, uno de los objetivos principales, a nivel educativo, es el dominio de la lectura. Uno de los principales problemas que supone la pérdida auditiva es la dificultad de conseguir una competencia lectora funcional. Las niñas y los niños sordos prelocutivos en el momento de iniciar el aprendizaje de la lectoescritura llegan con baja competencia lingüística, escaso dominio de la lengua oral y pobre conocimiento del mundo. Muchas de las personas con discapacidad auditiva al leer un texto entienden algunas palabras y a partir de ahí se hacen una idea fragmentada del texto. Este tipo de lectura parcializada del mensaje escrito, hace que se fijen en esas partes conocidas del texto sin relacionarlas con el resto. El manejo de la lengua oral tiene una importancia directa en los procesos implicados en la lectura, principalmente en cuanto al vocabulario y al conocimiento de la estructura sintáctica. A veces, todos estos problemas nos llevan a simplificar excesivamente el nivel lingüístico de los textos que les presentamos a la hora de trabajar la comprensión lectora, infravalorando así la capacidad de la persona sorda. Es necesario darse cuenta de la necesidad de unas estrategias que vayan verificando la comprensión del texto. En las lecturas que presentamos hemos intentado que el lector mantenga el interés desde el comienzo y sienta curiosidad por lo que pueda ocurrir después. En este sentido, hemos elaborado una serie de ejercicios partiendo de las lecturas que ayuden a los chicos y chicas con discapacidad auditiva a interiorizar y automatizar la morfosintaxis de la lengua oral. En cada lectura se realizan diversos ejercicios para ayudar a su comprensión, empezando por el vocabulario que el lector no entienda y le será explicado, siguiendo por formar frases con expresiones del texto, ordenar partes del texto, preguntas, completar con la forma verbal correcta, completar con las preposiciones que faltan, completar el texto con las palabras que faltan, buscar los errores en las frases del texto, escribir preguntas a respuestas dadas, contar la historia oralmente, contar la historia por escrito, inventar un diálogo entre dos personajes de la historia y por último, discriminación auditiva de palabras y expresiones del texto. Estas actividades permiten una y otra vez manejar el texto. Este proceso de repetición beneficia la memorización y esto les lleva a ir construyendo su lenguaje oral. Aunque este trabajo está especialmente indicado para jóvenes con discapacidad auditiva, también puede ser utilizado para todos aquellos que encuentren dificultades en este ámbito y también para todos aquellos que pretendan un aprendizaje del castellano.

">