FARANDULA

FARANDULA

Editorial:
ANAGRAMA EDITORIAL
Año de edición:
ISBN:
978-84-339-6057-3
Páginas:
240
Encuadernación:
Rústica (Tapa blanda)
Colección:
COMPACTOS
9,90 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

La actriz Valeria Falcón es amiga de Ana Urrutia, una vieja gloria que no tiene donde caerse muerta. Su ocaso se solapa con la eclosión de Natalia de Miguel, una joven aspirante que enamora al cínico Lorenzo Lucas. Daniel Valls confronta su éxito, su dinero y su glamour con la posibilidad de su compromiso político. Charlotte Saint-Clair, su esposa, lo cuida como una geisha y odia a Valeria, gran amiga de Daniel. Un ictus, el montaje teatral de Eva al desnudo y la firma de un manifiesto descubrirán al lector: Una historia sobre el miedo a perder el sitio. Sobre la resistencia a la metamorfosis y su conveniencia –o no–. Sobre qué significa hoy ser reaccionario. Sobre los cambios de lenguaje que reflejan cambios en el mundo. Sobre el desprestigio de la cultura y su posibilidad de intervenir en la realidad. Sobre la devaluación de la imagen del artista. Y su precariedad. Sobre el público. Sobre el relevo gene racional y el envejecimiento. Sobre los actores ricos que firman manifiestos y los actores pobres que no firman nada porque nadie los tiene en cuenta. Sobre la paradoja de que solo cuando alguien es anónimo empieza a servir para algo en su comunidad. Sobre la caridad como mal y las galas de beneficencia como bucle reproductor de la injusticia. Sobre si se puede luchar contra el sistema desde el sistema.

Un texto borde, divertido, triste, puntiagudo, urgente. Es farándula.

«Corrosiva de punta a cabo. Un carrusel desasosegante y necesario» (José Carlos Mainer, El País).

«Una novela tan rica, compleja e inteligente (...) Se emparenta con nuestra mejor tradición española, desde Cervantes a Valle-Inclán, desde Quevedo a Cela. Y no, no exagero. Sanz es de las grandes» (Sara Mesa, Estado Crítico).

«De lo mejor que he leído sobre el mundo del teatro. Estilazo. Talento, brillo, viveza, nervio, inventiva verbal, verdad» (Marcos Ordóñez, El País).

«Marta Sanz afianza su estatus en el panorama nacional de un arte que no importa a nadie pero sigue produciendo, mientras agoniza, algunas razones para arrojar rosas amarillas al escenario» (Nadal Suau, El Mundo).

Otros libros del autor

">