PALABRAS DEL DRAGÓN

PALABRAS DEL DRAGÓN. ENTREVISTAS (ANTOLOGÍA, 1958-1973)

Editorial:
Dojo Ediciones;, 02/2008
Año de edición:
ISBN:
978-84-935400-5-0
Páginas:
186
Encuadernación:
Bolsillo
10,00 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Se hallan aquí reunidas por primera vez las conversaciones que mantuvo Bruce Lee con la prensa entre 1958 y 1973 Palabras del Dragón es una antología de entrevistas con Bruce Lee recogidas en periódicos y revistas de la época, muy difíciles de encontrar actualmente y en muchos casos inéditas hasta el presente, y en las que se exponen nuevas palabras y explicaciones de Bruce acerca de sí mismo, de su arte y de sus ideas filosóficas, o respecto a los temas más variados que van desde las artes marciales al estrellato internacional o su matrimonio interracial en una época en la que el racismo imperaba legalmente en Estados Unidos.

Los amantes de las artes marciales y quienes, por su especial singularidad, sienten interés por la vida de Bruce Lee encontrarán en Palabras del Dragón una obra sorprendente, porque estas entrevistas ayudan a comprender al verdadero Bruce Lee, ofreciéndonos un agujerito singular por el que atisbar la vida privada y las luchas personales de este célebre personaje.

El lector podrá entender a Bruce Lee tal y como lo dibujó la prensa, junto con otros textos que nos aportan una visión cálida que sirve de contrapunto agradable a los textos muchas veces fríos e impersonales de los periodistas.

Los que creen que Bruce Lee fue simplemente un karateka descubrirán lo errados que están. Lector, estás a punto de descubrir las múltiples dimensiones de aquel hombre.
Las páginas de este libro te brindarán la oportunidad de conocer a Bruce Lee, filósofo, humorista, esposo y padre. Conocerás a un artista marcial y a un cineasta entregado, decidido a liberar a sus colegas en ambos terrenos de las cadenas de la ignorancia y del terror. Conocerás también a un hombre que tuvo que enfrentarse a prejuicios casi constantes por el hecho de ser chino, y no sólo por parte de los productores, sino de profesionales de los medios de comunicación cuya ignorancia y crueldad no tenían disculpa.

">