SEXO ES UNA PALABRA DIVERTIDA

SEXO ES UNA PALABRA DIVERTIDA. UN LIBRO SOBRE CUERPOS, SOBRE SENTIMIENTOS Y SOBRE TI

Editorial:
BELLATERRA, S.A. EDICIONES
Año de edición:
Materia
Sexología
ISBN:
978-84-7290-923-6
Páginas:
160
Encuadernación:
Rústica con solapas
22,00 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Hay quien piensa que hablar de sexo con peques es peligroso o controvertido. Pero también hay quien se da cuenta de que no nos han enseñado a hacerlo y que necesitamos ayuda para ir más allá de nuestras propias experiencias, limitarnos a describir las partes del cuerpo o hablar de enfermedades.

Sexo es una palabra divertida facilita tener conversaciones con criaturas entre 7 y 10 años sobre los cuerpos, el género y la sexualidad, pero también sobre los límites, la seguridad y el placer. Estas conversaciones mejoran nuestras relaciones y harán que desarrollemos habilidades para toda la vida (R. Lucas Platero, investigador y educador social).

Sexo no es sólo una palabra divertida, es un libro estupendo y necesario que con un lenguaje accesible explora los múltiples significados de la palabra y pone sobre la mesa cuatro conceptos básicos para poner en juego en cualquier relación: respeto, confianza, alegría y justicia.

Con preguntas y sugerencias al final de cada capítulo facilita uno de los puntos clave del libro: el aprendizaje en relación es compatible con pensar por une misme y llegar a conclusiones propias sin los prejuicios que arrastramos (a veces) les mayores (Miren Elorduy Cádiz, librera y activista feminista).

Es diferente a lo que esperas de un libro sobre sexo dirigido a la infancia. Es divertido e interactivo, estimula a que les niñes puedan encontrar sus propias respuestas. Habla en su lenguaje pero sin perder claridad, exhaustividad y veracidad. Tiene una mirada integradora e interseccional sobre la diversidad, las diferentes prácticas, actos sexuales y emociones que el sexo implica. Hace hincapié en el placer sin olvidar los miedos, y cómo puede ser utilizado para agredir o dominar (Cristina Garaizábal, psicóloga y activista feminista).

Un error frecuente es no hablar de sexualidad o hacerlo demasiado tarde. Un segundo error es hablar poco y de manera estereotipada. Este cuento ayuda a evitar ambos errores. Es una invitación clara por el diálogo y contra el silencio, promueve la curiosidad. Sin eludir ningún tema, y sin tener que esperar a las preguntas. Aborda la sexualidad completa y siempre desde la diversidad. Algo que no debería ser opcional. O es diversa, o no es Educación Sexual. Es un recurso útil para aprender a hablar sin perder la sonrisa (Carlos de la Cruz, sexólogo).

Cuando tuve Sexo es una palabra divertida en mis manos me di cuenta inmediatamente de que era una herramienta increíble, tanto para el cole como para leerlo en familia. Pude compartirlo con la asociación de familias de nuestro cole, y estuvimos de acuerdo en que era brutal. Habla de sexo como ningún otro libro y las familias lo han recibido con el mismo entusiasmo (Paloma Calle, artista y educadora)

Este libro es diferente porque sabe escuchar a las criaturas, ha entendido la curiosidad que estas tienen sobre el sexo, y lo aborda con un enfoque innovador: como algo que es DIVERTIDO. Con especial atención a la diversidad: su visión de la sexualidad, del deseo y de las identidades es abierta a los géneros variables y no normativos, y a todas las orientaciones sexuales. Un libro necesario y ameno, donde también podemos aprender las personas adultas (Javier Sáez, traductor del libro).

Al fin un libro de educación sexual que logra transmitir de forma sencilla ideas complejas para explorar una sexualidad libre, placentera y diversa (Sara Barrientos, cooperativa Candela).

Otros libros del autor

">